Muslos de pollo a la cerveza

Cómo preparar pollo a la cerveza. En la gastronomía española las recetas de guisos y estofados son uno de nuestros emblemas.

TOMADA DE:recetasderechupete.com

Recetas de rechupete

Dentro de este tipo de cocina, a buen seguro que nunca falta un vaso de buen vino con el que aderezar la cocción.

De igual manera ocurre en otro tipo de gastronomías, en concreto estoy pensando en la cocina alemana. Con la salvedad de que en lugar de ser el vino el ingrediente aromático, ellos emplean su famosa cerveza.

Y que mejor acompañamiento para esta receta con pollo que una buena cerveza, alemana o de donde más os guste. En todo Centroeuropa existe esta costumbre tan arraigada en su cultura como lo es en la nuestra el estofado con el aderezo del producto de la uva.

La receta de hoy es un básico económico, fácil de preparar y muy sabroso, se trata de muslos de pollo a la cerveza. En este plato empleamos cerveza para cocinar la carne, lo cual le aporta un toque distinto al que podamos conseguir con vino. Es más, igual que influye en el sabor final de nuestro plato. El tipo de vino que incluyamos en la preparación de un plato, lo mismo ocurre con la cerveza que empleemos para cocinar. He optado por una propia de mi tierra, por eso de la morriña, pero eso lo dejo a vuestra elección y a vuestro gusto. Es cuestión de probar y catar.

En esta ocasión he sustituido el tradicional acompañamiento de verduras por una salsa a base de cebolla y mostaza. Como siempre el secreto del plato no es más que los ingredientes de la mejor calidad posible. También respetar los tiempos de cocción para conseguir una carne tierna y jugosa.

Preparación del pollo a la cerveza

  1. Retiramos la piel y restos de grasa de los muslos de pollo. Pelamos y cortamos en dados las cebollas.
  2. En una cazuela calentamos 4 cucharadas de aceite de oliva y añadimos los muslos de pollo. Doramos la carne para sellarla hasta que adquiera color por todas sus caras. Retiramos a una fuente y mantenemos el aceite sobrante de la cazuela.
  3. En la misma cazuela y con el aceite que hemos utilizado para dorar los muslos de pollo, rehogamos la cebolla troceada en dados. Mantenemos la temperatura medio alta y cocinamos la cebolla durante unos 20 minutos, hasta que esté bien blandita.
  4. Añadimos las hojas de laurel, el tomillo, la mostaza y salpimentamos. Removemos para integrar los ingredientes e incorporamos los muslos de pollo que tenemos reservados. Regamos con la cerveza y completamos con el caldo de pollo o el agua. Dejamos cocer, con la olla tapada, a fuego medio durante 45 minutos. En este punto destapamos la olla y terminamos la cocción durante 40 minutos más.

Este plato podemos acompañarlo casi de cualquier cosa, patatas cocidas o fritas, arroz o pasta, cualquiera de las opciones son perfectas para disfrutar de un guiso de pollo sabroso y aromático.

Compartir: