Migrante murió en hospital y familiares no tienen como retirarlo

Directivas del centro de salud cerraron atención en la urgencia del Hospital por descomposición de un cuerpo que no ha podido ser sacado. Foto: Roger Urieles Velasquez

POR: Roger Urieles Velasquez

La atención en el puesto de salud de María Eugenia en Santa Marta tuvo que suspenderse este miércoles debido a la contaminación que produjo el cuerpo sin vida de un hombre que permanece en el área de urgencias desde hace tres días, porque sus familiares no tienen dinero para sepultarlo.

TOMADA DE:eltiempo.com

El fallecido es un adulto mayor de nacionalidad venezolana que llegó al centro asistencial en grave estado de salud.

Su nombre es Carlos Guillermo Montiel quien sufría de un problema en el hígado, que se le complicó por no recibir tratamiento y el lunes se presentó su deceso mientras era atendido en el área de urgencia del puesto de salud.

El personal médico en horas de la madrugada reportó el deceso a los familiares, quienes no han podido retirarlo por falta de recursos para su sepultura.

Carlos Montiel, hijo del occiso dijo que “estamos desesperados, hemos buscado dinero de todas partes, pero ha sido imposible recolectar lo suficiente para poderle dar cristiana sepultura”.

Mientras continúan gestionando recursos, los restos de Carlos Miguel permanecen en el puesto de salud, donde ha comenzado a descomponerse debido a que no hay un sistema de refrigeración adecuado para evitar este proceso.

Este miércoles, las directivas del centro asistencial decidieron suspender el servicio de urgencia por el fuerte olor que se siente en el lugar y la contaminación que representa un riesgo para los demás pacientes.

Los parientes de Carlos Miguel se dirigieron hasta la Secretaría de Salud en busca de ayuda para retirar el cuerpo para que no siga afectando la atención que se presta en el puesto de salud.

Roger Urieles Velasquez
Especial para EL TIEMPO

Compartir: