Estofado de carne con cerveza Guinness

Ingredientes para Estofado de carne con cerveza Guinness

1 kg. y medio de carne de ternera para guisar (en este caso morcillo)
3 cebollas
3 dientes de ajos
5 zanahorias
10 patatas medianas
8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1/2 l. de cerveza negra
500 ml. de caldo de carne
4 tomates
2 hojas de laurel
3 cucharadas de harina de trigo común 00
Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

TOMADA DE:recetasderechupete.com

Recetas de rechupete

Cómo hacer un estofado o guiso de carne con cerveza.

No sé si llamar a este tipo de recetas de carne, guiso o estofado, pero lo que tengo bien claro es que es de una de la recetas más famosas de la gastronomía irlandesa.

Un plato que aúna lo mejorcito de Irlanda: su carne, su cerveza y, como no podría ser de otra manera, sus patatas (alimento imprescindible en este guiso, bien enteras o como el famoso puré o Champ).

Esta receta me la ha enviado desde Dublín Cliona, una irlandesa enamorada de España. Ella le suele añadir a este guiso casero de carne, tomillo y concentrado de tomate, yo únicamente la he variado cambiando el tomillo por laurel, el concentrado de tomate por tomate y, cómo no, he tenido que añadirle ajo.

Os dejo estos detalles por si queréis hacerla exactamente igual a como la hace ella en Irlanda el día 17 en honor a San Patricio, patrón de los irlandeses.

Este estofado irlandés es especial por el sabor dulzón que aporta la cerveza Guinness, el “alimento líquido irlandés”. No sé si habéis probado a guisar con cerveza, ayuda a ablandar la carne y le da un sabor a malta que hace de este plato una receta increíble. Además ya sabéis que cualquier guiso o estofado está mucho mejor un día o dos después de cocinarse.

Para acabar esta comida de lujo podéis poner el punto final con otras dos recetas irlandesas, dos postres perfectos para el día de San Patricio, la tarta de chocolate con Guinness o las tortitas irlandesas, el punto dulce de la comida.

¿Qué os parece? ¿Os animáis en St Patrick’s Day con este estofado de carne?

Antes de empezar con el guiso. La carne

A la hora de comprar la carne pedidle al carnicero que la corte a trozos regulares para guiso y que os la limpie (quitando la grasa sobrante). Os quedarán unos trozos de 20 gramos más o menos.
Si no tenéis tiempo de ir al mercado o a vuestro carnicero de confianza, simplemente buscad en el supermercado, carne para guisar de ternera, elegid una de buena calidad, normalmente influye el precio.
Preparamos la carne. Salpimentamos y pasamos por harina. Reservamos. Pelamos los ajos y picamos muy finamente.
Preparación de los ingredientes. Sofrito.

Calentamos el aceite en la cazuela, añadimos el ajo y doramos un minuto a fuego lento.
Cuando el ajo esté dorado echamos la carne. Marcamos los trozos de ternera hasta que queden bien dorados y veremos que empezará a soltar parte de su jugo. Retiramos la carne a un bol y reservamos.
Picamos las cebollas en juliana, es decir, en tiras finas y alargadas de unos 4 centímetros de largo aproximadamente y el grosor lo más fino posible (de 2 a 3 mm).
Sofreímos la cebolla en el mismo aceite donde doramos la carne durante unos 10 minutos a fuego lento.
Pelamos las patatas, las zanahorias y los tomates. Cortamos las patatas en dados rompiéndolas para que suelten todo su almidón, las zanahorias en rodajas lo más finas posibles y los tomates en cuartos.
Añadimos primero las zanahorias al sofrito de cebolla y removemos todo bien con una cuchara de madera mezclando los sabores.
Debemos cocinar la zanahoria unos 5 minutos antes de añadir el resto de ingredientes.
Cocción del guiso de carne con cerveza Guinness

Introducimos las patatas y removemos todo juntando los ingredientes y los sabores. Añadimos el tomate y repetimos el proceso.
Cuando el sofrito esté bien dorado añadimos los trozos de ternera y echamos la cerveza Guinness.
Añadimos las hojas de laurel y rectificamos sal y pimienta.
Dejamos que reduzca un poco, aproximadamente unos 10-15 minutos a fuego medio para quitar parte del alcohol y que le dé al estofado ese toque dulzón.
Cubrimos todo con el caldo de carne. Guisamos a fuego lento hasta que reduzca el líquido y la carne esté tierna, aproximadamente unas 2 horas.
Es importante que remováis de vez en cuando para que no se pegue al fondo de la cazuela.
Si lo preparáis el día antes lo mejor para volver a calentarlo a la hora de consumirlo es usar la misma cazuela a fuego muy lento moviendo de vez en cuando.
Servimos bien caliente y con un poco de pan, la salsa de esta receta es grandiosa, os lo aseguro.

Compartir: