Afectados por vendaval en Marialabaja esperan ayudas

La mayoría de las casas terminaron sin techos. Por eso, los afectados debieron cubrirlas con plásticos. // Fotos: Julio Castaño - El Universal

Eso que vivimos fue horrible, todo estaba normal, pero de repente empezó a soplar la brisa y todo se reventó. Volaron los techos de las casas, fueron momentos de angustia porque no sabíamos qué era peor, si salir o quedarnos adentro de las viviendas que se estaban cayendo a pedazos. Mi suegra tuvo que irse a dormir donde un familia porque su cuarto quedó totalmente sin techo y la cama se mojó toda”, expresó Olga Arnedo, habitante del sector La Esperanza del municipio de Marialabaja.

Afectados por vendaval en Marialabaja esperan ayudas

Como ella, decenas de familias pasaron la noche del domingo en casas de vecinos. Incluso, algunas quedaron a la intemperie luego de un fuerte vendaval que azotó la tarde de ese día a tres barrios del municipio.

Casas destechadas, árboles caídos, pedazos de eternit y paredes deterioradas son solo algunos de los daños materiales que dejó este fenómeno natural, que duró cerca de una hora y provocó angustia entre los habitantes.

Otros refieren no haber dormido tranquilos por miedo a que se repitiera el suceso. “Pasamos la noche casi en vela porque teníamos miedo que ocurriera lo mismo y nos cogiera dormidos y pasara algo peor”, expresó Miledeis Mendoza. De acuerdo con las declaraciones de los habitantes, 22 viviendas y el Centro de Desarrollo Infantil resultaron afectados, por lo que esperan que la administración municipal y la departamental envíen ayudas para sobrellevar esta calamidad. Algunas familias, a falta de techos, han cubierto sus casas con plásticos para evitar que sus enseres queden expuestos.

Así quedó el baño del CDI de Marialabaja tras el vendaval.
Así quedó el baño del CDI de Marialabaja tras el vendaval.
CDI sin atención

Los daños de las casas no es la única situación que preocupa. Desde ayer fue suspendida la atención de 90 niños, entre los 2 y 4 años, que asisten al CDI de Marialabaja. Esto porque el techo de los baños se vino abajo y la estructura quedó húmeda, por lo cual las directivas decidieron no reanudar el servicio hasta que la oficina de Gestión de Riesgo garantice que no hay riesgos para los menores.

“En el CDI atendemos a 90 niños, entre los 2 y 4 años de edad, desde las 8 hasta las 4 de la tarde. Es una atención continúa, pero debido a los daños decidimos suspenderla. Ahora estamos esperando que los de Gestión de Riesgo hagan la evaluación y ahí sí tomar una decisión”, indicó Lucía Vanegas, coordinadora del CDI de Marialabaja.

Sin respuesta

El Universal intentó comunicarse con Javier Mejía, coordinador de la Oficina de Gestión de Riesgo Municipal, pero no contestó nuestras llamadas.

Sin embargo, Elsi Quintana, líder de la comunidad, aseguró que Gestión de Riesgo hizo el censo de afectados ayer a mediodía, pero les preocupa que no hubo compromiso de ayudas.

“Solo vinieron a ver cuáles eran los daños, pero no mencionaron las ayudas y nos preocupa porque en diciembre hubo un daño parecido y esa vez se comprometieron a dar ayudas, pero nunca llegaron”, puntualizó Quintana.

Compartir: